Recent Posts

martes, 13 de septiembre de 2011

Howl


En 1957 el poeta Lawrence Ferlinguetti de la librería y editora independiente "City Lights", publicó el libro de poesía "Howl and other poems" de Allen Ginsberg. Debido a la crudeza del lenguaje, lo sexualmente explícito y las abiertas referencias a la homosexualidad, "Howl" despertó polémica y Ferlinguetti, y el gerente de la librería Shigeyoshi Murao, fueron arrestados por difundir literatura obcena. Estuvieron en juicio durante ese año, representados por el abogado Jake Ehrlich, quien eventualmente logró que el juez dictaminara que "Howl" poseía importancia social redentora y anulara los cargos por obscenidad.
Este acontecimiento disparó la popularidad del poema y de Allen Ginsberg, considerado hoy como uno de los más destacados poetas de la generación Beat, junto con Jack Kerouac y William S. Burroughs.

La película se centra en el poema, y espía el juicio de cerca pero desde afuera. Prácticamente desde la posición del autor. Allen no participó del juicio, pero era su obra la que estaba siendo juzgada, la que se encontraba dentro del dilema de poseer o no, mérito literario.
Nos ofrece la posibilidad de conocer el trasfondo de la literatura de Ginsberg, para entenderla, para apreciarla más profundamente. Conocer el artista detrás de la obra, cuando "Aullido" es el resultado de la expresión de una persona, completa, compleja, y única. De hecho, es la expresión de un personaje fascinante, y este largometraje lo expone sinceramente ante el espectador y ante el lector.
Un hombre que se enamoraba fácilmente y que hallaba inspiración en sus amigos artistas, y en la dureza de la vida de una generación testigo de la extrema división social, la ignorancia, la violencia y la censura. A pesar del infierno en que vivía, y el infierno que recreó en sus poemas, la película nos muestra también la calidez de su persona, y la calidez que traspasaba al papel por medio de su máquina de escribir.
James Franco interpreta a un Allen Ginsberg desenfadado, sensible y sincero, que busca la libertad por sobre todas las cosas. La libertad de crear y la libertar de amar, aunque probablemente para él hayan sido la misma cosa.
Flaquito y hippie, detrás de sus anteojos gruesos y de marco negro, Allen recitó sus primeros poemas ante amigos y artistas vagabundos en sótanos de Nueva York. Escribía para él mismo, intentando ser real, utilizando su propio lenguaje sin adornarlo de ninguna manera, considerando que mientras la poesía fuera sincera, no necesitaba de ningún otro mérito.
El trabajo que hace James Franco en la interpretación es admirable, alcanzando incluso sonar como él durante las lecturas de sus poemas. Su acento, sus movimientos, hasta su mirada. No cabe duda que James Franco es uno de los mejores actores de su generación, y es genial que acepte papeles como éste. Personalmente creo que tiene una luz especial, y en este caso se incrementa por el hecho de estar encarnando a una persona que iluminó no solo a una generación entera, sino a todas las que pasaron por su obra, y a todas las que pasen en el futuro. Allen Ginsberg es una fuente de luz inagotable que no se apaga a pesar de su muerte en 1997, y que probablemente nunca lo haga.

La película es fiel a la magia del personaje que retrata, contando su historia con respeto y pasión por la obra de este artista tan especial, que cambió la historia de la literatura sin hacer ni el más mínimo esfuerzo.
Fue él mismo y nada más.

Los poemas son recitados en la película acompañados de imágenes animadas, realizadas por el novelista gráfico y pintor Eric Drooker, quien fue amigo personal del poeta, habiendo colaborado anteriormente con él, en el libro "Illuminated Poems".
La película incluye también escenas de la vida personal de Allen, específicamente de su juventud, representadas en blanco y negro, ambientadas en el Nueva York de los 50; y el juicio, filmado en color, donde se exponen las distintas opiniones que despertó el poema en su momento, y los argumentos para considerarlo o no, una obra obscena. En esta cara del film se destacan los discursos del abogado defensor, siendo de los mayores méritos que tiene la película, ya que apreciar el poema, podemos hacerlo leyendo el libro, pero la manera que tuvo Jake Ehrlich de defender la libertad de expresión, probablemente no podamos apreciarla mejor de lo que lo hacemos al mirar "Howl".

Rob Epstein y Jeffrey Friedman hicieron un gran trabajo en la realización de este biopic, de excelente ambientación, fotografía alucinante y un enfoque más que acertado a la hora de contar la historia.
Podría verla una y otra vez, como podría leer "Aullido" una y otra vez.

Lo Más: los detalles del hombre que fue Allen Ginsberg, su pasado, sus amores y su inspiración.
La Escena: "Nota al pie de Aullido"
Lo Menos: para apreciarla como película hace falta haber leído el libro, o al menos estar interesado en la poesía.

[Pony-Puntaje> 9] 
Let there be light. Let there be honesty


Holy the supernatural extra brilliant intelligent kindness of the soul

Es un placer encontrar películas como ésta, que hacen justicia a obras literarias que han despertado tanto amor en sus lectores y tantos cambios en el mundo.
Puede que no seamos del todo conscientes, pero el mundo en el que vivimos realmente no es el mismo después de 1957, no es el mismo después de Aullido.

-Aprovecho para recomendar la fascinante literatura del hippie en cuestión. Allen Ginsberg-

3 comentarios:

Lulii Cattáneo dijo...

Hola! gracias por pasar. Y la verdad es que sí, me gusta mucho el cine, asi que ya te sigo. Saludos y exitos con el blog. :)

Guantes De Lana dijo...

GRacias por la invitación a tu lugar, la verdad es más que interesante tu blog.

abrazos totales y te sigo desde ahora.

v dijo...

una de las mejores peliculas que vi ultimamente, me llego al corazón ♥